domingo, 3 de marzo de 2019

Entrevista: El potencial cerebro-motor

Hoy os traemos la entrevista que realizamos a nuestro compañero Daniel Ortega, fisioterapeuta de nuestro centro tras una formación en la que se abordó en tema del potencial cerebro-motor dentro de neurodesarrollo, algo que puede resultar útil de conocer desde otras disciplinas. Esta charla, formó parte de la formación interna que realizamos todos los meses en nuestro centro (Más información aquí)

-Como primera charla del ciclo de conferencias de CIVET, ¿Cómo de útil ves que profesionales de un ámbito como puede ser la fisioterapia impartan formación a profesionales de otro como puede ser la neuropsicología, la logopedia o la terapia ocupacional?

Nuestro compañero Daniel Ortega iniciando su ponencia
        La idea de este primer ciclo de charlas CIVET es fomentar el diálogo interdisciplinar para intentar trascender e integrar dentro de una visión más transversal de nuestras profesiones, el conocimiento que manejan otras disciplinas y otros profesionales. Si bien es necesario fragmentar las áreas de conocimiento para profundizar en su estudio, creo que una híper especialización que no tenga en cuenta el contexto en el que se desarrollan está abocada a enfoques miopes de la realidad. En el ámbito de la neurología, y más en concreto en el de la neurología pediátrica, con todas sus “neuro” especialidades, para mí es aún más necesario. Compartir creo que es el primer paso para comprender al otro, para ampliar ese contexto que dote de más sentido a todas las actuaciones que se llevan a cabo sobre cualquier paciente.

-Ya entrando en materia de la charla. Nos hablaste un poco del potencial cerebro-motor, ¿qué es este potencial? ¿Cómo puede resultar de útil el conocerlo para un tratamiento?

La idea de potencial cerebro-motor nos parece fundamental por cuanto hace referencia a los recursos con los que la persona llega al mundo en el ámbito de la motricidad, en concreto a la calidad de sus movimientos voluntarios, de las diferentes respuestas de tipo automático, a la integridad del reflejo de estiramiento y al estado de las estructuras anatómicas. La mayoría de nosotros tenemos un potencial cerebro motor que nos permite ser funcionales en nuestra vida diaria. Dentro de esa funcionalidad unos mostramos más habilidad para unas cosas y otros para otras. Pero en caso de lesión cerebral, ese potencial puede verse afectado. Conocer el potencial cerebro-motor con el que un niño cuenta tras una lesión nos permite establecer programas de trabajo más adecuados y poder anticiparnos y prevenir en lo posible otros problemas.

·         -¿Qué relación le ves con la plasticidad cerebral?

Cómo entendemos el potencial cerebro-motor
Hace unas semanas publicamos en nuestro blog un breve artículo sobre el concepto de plasticidad cerebral. En general, se atribuye a la plasticidad cerebral una capacidad de recuperación post-lesional que puede chocar con la idea de un potencial motor innato que diversos estudios muestran difícil de variar positivamente cuando existe una lesión cerebral. De hecho este potencial motor, cuando existen alteraciones secundarias de tipo ortopédico, por ejemplo, puede disminuir considerablemente con el paso del tiempo. Entonces ¿qué papel juega la plasticidad cerebral? Pues entiendo que el mismo que en nosotros: dentro de nuestro potencial cerebro motor, la plasticidad cerebral nos permite, gracias al aprovechamiento de nuestra motricidad voluntaria, aprender a movernos y, en caso de lesión, compensar en la medida de lo posible las dificultades que presentemos en alguno de los ámbitos referidos previamente. Pero no podemos dejar de lado que movimientos voluntarios inadecuados, precisamente gracias a la plasticidad cerebral, pueden dar lugar malas adaptaciones o a alteraciones anatómicas, etc, en lugar de buenas compensaciones.


-Y las preguntas finales e intercambio entre profesionales. ¿Qué resultado tuvo al final?

      Al ser la primera charla el manejo de los tiempos no fue el mejor, y quedó poco tiempo para el debate, pero se plantearon ideas interesantes y posibles analogías con otros conceptos como el de reserva cognitiva que podrían explorarse para ver en qué grado pueden ser coincidentes, sobre todo para una mejor comprensión de ambos conceptos por parte de los diferentes especialistas.

      En la siguiente ponencia, el 21 de marzo nuestra compañera y neuropsicóloga, Ana Belén Vintimilla nos hablara sobre "el procesamiento de la información en el daño cerebral: control de los estímulos durante el tratamiento". ¿Te interesa asistir?. Mándanos un correo a aulacivet@civet.es. 





miércoles, 13 de febrero de 2019

Entrevista: Neuropsicología y Parálisis cerebral


En nuestra primera entrevista, tenemos en placer de hacerle unas preguntillas a nuestra compañera Ana Belén Vintimilla Tosi, neuropsicóloga, que recientemente ha sido ponente en las jornadas del Consorcio de Neuropsicología Clínica (CNC) hablando en un bloque dedicado a la parálisis cerebral sobre la neuropsicología en este ámbito. Junto a ella en el debate posterior hubo profesionales como la neuropediatra Maria José Más o la Fisioterapeuta Eva Ruíz.

          ¿Qué tal ha sido la experiencia de tratar de acercar tu trabajo clínico, que realizas día a día, al escaparate de los congresos?. Ya sabes que a veces cuesta mucho ver ponencias más aplicadas en estos entornos:

Ana Belén Vintimilla en uno de los momentos de su ponencia
La experiencia a nivel personal ha sido muy enriquecedora, principalmente por compartir una temática tan importante dentro de los problemas de la infancia con otros profesionales, como es la Parálisis cerebral y debatir con ellos. Además, consideró que los congresos especializados, como es el caso del CNC, aportan mucho a la experiencia profesional de los asistentes y ponentes. ¡Se sale de ellos con más conocimiento del que se tenía al entrar! El poder hablar y exponer lo que haces día a día y retroalimentarte entre otros profesionales y especialidades como ha sido en este caso, da mucho más valor al congreso.  Encantadísima de que los organizadores del consorcio y compañeros confiaran en mi para aportar mi granito de arena.

¿Y qué opinas del estado de la neuropsicología en edad pediátrica? Hablaste sobre ello en tu ponencia pero, hay poco información en general, ¿no?.


¡Poca información y formación! El papel del neuropsicólogo pediátrico sigue siendo bastante desconocido en la neuropsicología clásica. La neuropsicología actualmente va tomando mayor importancia en trastornos del neurodesarrollo y de aprendizaje pero generalmente sobre los 6 años de edad, sin embargo en pacientes de 0 a 3 años nuestra labor es casi inexistente y creo que se debe principalmente a la falta de formación en este campo. Es algo que me ha tocado hacer a modo personal y gracias al tipo de centro al que pertenezco en donde la demanda es en edades tempranas, daño cerebral y enfermedades neurológicas muy graves que afectan en los primeros años de vida. Y bueno, al final mi escuela han sido mis pacientes y posiblemente mi curiosidad y pasión por el cerebro. Consideró que la formación en esta población debe ser un requisito indispensable para la profesión de un neuropsicólogo pediátrico en general. Se supone que somos los especialistas en el desarrollo y funcionamiento cerebral superior y se me hace muy complicado que no entendamos a la neuropsicología desde el inicio del desarrollo.

¿Y qué papel tendría el neuropsicólogo a esas edades tan tempranas?

La neuropediatra María José Más también participó en el debate
El papel consiste principalmente es entender el neurodesarrollo de un paciente con alguna alteración sea por daño cerebral, patología neurológica, genética... e intentar darle más sentido a la complejidad de síntomas y signos que se presentan durante el neurodesarrollo; entender cómo afectan distintas patologías y factores ambientales a ese neurodesarrollo. Creo que el trabajo en equipo con el neuropediatra para el tema de diagnóstico es muy necesario y también dentro del campo de la neurorrehabilitacion el papel que desempeña un neuropsicologo con el resto de equipo terapéutico. En el caso de daño cerebral pediátrico en las primeras etapas de desarrollo es muy importante que el neuropsicologo centre sus objetivos en la estimulación/ rehabilitación de sistemas básicos de procesamiento (sensoriales, perceptivos, atencionales y conceptuales) son los grandes olvidados y los que mayor importancia cobran como pilares del resto de desarrollo de funciones cognitivos superiores.

 Y entiendo que la entrada del neuropsicólogo en el tratamiento de las PCI a edades más tempranas habrá ayudado a mejorar un poco el pronóstico de la misma, ¿no? Te pregunto como experta: ¿Cómo ha evolucionado el tratamiento de la PCI en los últimos años?

Creo que el campo de la neurorrehabilitacion en la PCI en los últimos años ha evolucionado considerablemente, apostando cada vez más a centro de profesionales interdisciplinares, antes se centraba los tratamientos a nivel motor y actualmente se considera mucho más el desarrollo cognitivo de estos pacientes, algo que también ha permitido gracias al desarrollo de nuevas tecnologías que faciliten las comunicación de estos pacientes y las adaptaciones de las principales alteraciones motóricas y sensoriales. Cada vez hablamos más de adaptación y de inclusión: algo que para este tipo de pacientes y sus familias significa mucho, el camino todavía es largo pero, como siempre digo yo, cada paso es el camino y en el daño cerebral son carreras de resistencia y constancia no de velocidad.

PD: Sin duda, dar las gracias a Ana Belén por su tiempo y dedicación, y por todo el trabajo que realiza día a día ayudando a personas.